Aspectos por tener en cuenta al elegir el racor ideal

El racor es uno de los elementos fundamentales dentro de la elaboración de sistemas de tubería de alta y baja presión. Se trata de un equipo con el cual es posible unir dos tuberías sin necesidad de alterar su forma, instalar acoples extra o comprar líneas más grandes.

El amplio desarrollo de la industria ha impulsado la variedad de estos elementos y se encuentren en una amplia gama de tipos, materiales y finalidades. Por este motivo, varias empresas se preguntan cuál es aquel que se adapta a sus necesidades.

Por ese motivo, en este artículo conocerá aquellos aspectos que debe tener en consideración antes de escoger estos equipos pertenecientes a los sistemas de alta presión, de esta forma, al buscar este implemento con distintos proveedores tendrá la posibilidad de comparar las características aquí mencionadas y así encontrar el que se adapte a sus necesidades. Cabe resaltar que en Maxipresstec encontrará el mejor racor adaptado a cualquiera de sus requerimientos de presión industrial.

Material de construcción

En un inicio, estos equipos de acople de la manguera de alta presión estaban diseñados en latón y acero inoxidable, que brindan una protección ante cierto nivel de presión que en la época era más que suficiente. Sin embargo, con el paso de los años, con la evolución de las tecnologías y la necesidad de implementar más niveles de PSI en diferentes fases del sistema productivo y operativo, se volvió necesario encontrar otras aleaciones que proporcionan más resistencia.

Por ejemplo, existen racores desarrollados en aleaciones de acero 303 y 316L, que permiten una mayor resistencia ante niveles altos de presión; también hay modelos chapados en níquel, que ofrecen más durabilidad y eficiencia en sistemas que requieren de un alto nivel de presión, aumentando la cantidad de aplicaciones en las que es posible emplear el racor.

Existen muchas más aleaciones en el mercado y cada una les ofrece a las industrias diferentes soluciones con las que solventar sus necesidades de alta presión, evitando los errores relacionados a una falta de resistencia en las uniones de las tuberías que provocan estallidos y accidentes de todo tipo.

Material de la junta

Por otro lado, las juntas de los sistemas de acople de los entornos de alta presión deben estar diseñadas en función del fluido que se transportará, el cual puede ser aire, agua, grasa, aceite, entre otros. Es necesario que la junta sea hermética, de forma que se eviten las fugas y despresurizaciones internas que afectarán la eficiencia de las tuberías en el corto, mediano y largo plazo.

Para esto es necesario analizar el tipo de la rosca y el tamaño de los acoples, que deben tener la arquitectura adecuada para evitar que los fluidos se devuelvan o filtren durante su transporte. Además, el racor debe impedir que se escape la presión en forma de fugas de aire que evitarán que el elemento llegue al lugar en el que es solicitado o cumpla sus objetivos apropiadamente, sean productivos, de limpieza, entre otros.

Compatibilidad con el resto del sistema

Es necesario que el acople sea compatible con el resto de los elementos que componen el sistema, en especial los tubos; es imprescindible que mantengan la sujeción y no se vean alterados al momento de instalarse o en la operación. Para esto, las tecnologías han evolucionado y cada vez más permiten que los implementos estén estables; algunas de las estrategias principales son:

  • Anillo de sujeción para los acoples a presión.
  • Sujeción de compresión para acoples universales.

Tenga en cuenta que existen otros sistemas que permiten tener acoples más eficaces en entornos neumáticos e hidráulicos, pero que dependen de las aplicaciones específicas que vaya a llevar a cabo y de la exigencia de la infraestructura de presión que esté diseñando.

Entorno de aplicación

Hay que tener en cuenta las condiciones atmosféricas a las que será sometido el acople para garantizar su eficiencia, no sólo en términos del nivel de presión que se transportará a través del sistema, sino también tomando en consideración la temperatura de la sala, la calidad del aire, las sustancias químicas circundantes en el ambiente, las partículas como chispas y virutas, entre otros.

Nivel de uso

Este hace referencia al nivel de uso que el cliente requiere del producto, lo más recomendable en niveles industriales es que mantenga uno de usabilidad alta, para determinar esto es importante verificar la cantidad de presión que pasará por el sistema, la temperatura del fluido, la vibración de las tuberías y demás tensiones que el racor tendrá que resistir durante su operación.

Regulaciones del mercado

Así mismo, ciertos mercados tienen especificaciones precisas sobre los equipos que se deben implementar para el sistema de alta presión, como los de alimentación, sanidad, entre otros. Estas regulaciones deben tomarse en cuenta al momento de diseñar las redes.

Si desea conocer más aspectos que debe tener en cuenta al momento de elegir el racor sólo debe llamarnos al (722) 773 6689 y al (722) 688 6351 o escribirnos al correo electrónico ventas@maxipresstec.com para solicitar una asesoría especializada.

Publicaciones Recientes