6 pasos para una compra efectiva de reguladores de alta presión de gas

Contar con reguladores de alta presión es importante para muchas industrias, ya que permite regular los flujos de gas y mantenerlos a presiones determinadas y de manera uniforme. Sin este dispositivo será difícil operar e, incluso, arriesgado cuando la presión con la que el gas es liberado es muy alta. No funciona cualquier ejemplar, debe elegirse uno adecuado para su sistema. Sigan los siguientes pasos para garantizar una compra segura.

¿Presión o flujo?

Cualquier regulador de alta presión se diseña para aceptar presiones de entrada de 150 bar desde el cilindro. Pero ¿qué requiere en la salida del regulador? ¿Presión o flujo? Generalmente, un instrumento de detección de gas necesita un flujo (0.5 l/min) donde un analizador de gas puede requerir presiones de uno o dos bar. El GC, instrumento o analizador determinarán qué es lo que necesitan, si flujo o presión.

Caudal de salida o requisito de presión

Posiblemente, necesiten tasas de presión o flujo específicas para cierto analizador o instrumento. Determinar esas tasas les ayudará a elegir reguladores de alta presión con los requisitos adecuados de salida o un rango variable en el que se incluya el valor requerido.

Flujo

Algunos reguladores poseen caudales específicos, que son fijos, aunque hay otros que cuentan con una selección de flujos. El caudal que requiere un instrumento será proporcionado por un regulador de flujo continuo. En casos donde el analizador cuenta con una bomba interna, un regulador de flujo bajo demanda brindará el caudal al aplicarse vacío en este.

Presión

Los distintos tipos básicos de reguladores de alta presión poseen rangos de salida variables, por ejemplo, de 0 a 1.5 bar, 0 a 3.5 o 0 a 10 bar. Elijan el rango que mejor se adecúe a su aplicación. Por ejemplo, el rango 0 a 35 bar es la mejor opción si se necesitan 2 bar para el analizador.

Tipo de gas y concentración

El tipo de gas o de mezcla determinará el material requerido en el regulador. Esto también es crucial al elegir otros elementos en los sistemas de alta presión, como las tuberías. Por ejemplo, si se manejarán gases con alta capacidad corrosiva, como amoniaco, cloro, cianuro de hidrógeno o dióxido de nitrógeno, se necesitan reguladores de acero inoxidable. Si la concentración de sulfuro de hidrógeno o dióxido de azufre es menor que 50 ppm, el material recomendado es el latón niquelado. Para mayores concentraciones, el acero inoxidable sigue siendo la opción.

El latón es buena opción para mezclas de gases no corrosivos, por ejemplo, O2, CO y CO2, además para casi todos los hidrocarburos. Para concentraciones mayores de monóxido de carbono, no debe usarse el latón niquelado, ya que son incompatibles y pueden dar cabida a la formación de tetracarbonilniquel. Por último, los sistemas de purga se recomiendan cuando se usan concentraciones de gas de alta pureza con gases muy corrosivos.

Conector de entrada requerido

El tipo de gas o mezcla determina el tipo de válvula que se monta en el cilindro. Los conectores de entrada de los reguladores tienen que coincidir con dicha válvula. Debe determinarse el tipo de esta última, sin importar si el cilindro es nuevo o tiene muchos años de uso. Con respecto al material del regulador y válvula, este dependerá del tipo de gas. Cabe añadir que, en caso de ser necesario, pueden cambiarse los conectores de entrada para que coincidan con la mezcla de gas.

Una o dos etapas

Sepan que hay una relación inversa entre la presión de salida de los reguladores de gas (que son importantes para la seguridad industrial) y el volumen de gas en el cilindro: conforme reduce el volumen de gas, incrementa la presión de salida. Ahora bien, si requieren una presión de salida continua mientras funciona su analizador, probablemente noten que toma mucho tiempo en completarse el análisis, por lo que el analizador se deja sin atención. Si requieren una presión constante suministrada al analizador, necesitan entonces un regulador de dos etapas.

Los reguladores de dos etapas corrigen el incremento de la presión de salida, además, mantienen la presión en la válvula elegida. Conforme al segundo paso de esta lista, si requieren una presión de salida continua de 2 bar, adquieran un regulador de dos etapas con un rango de 0 a 3.5 bar y fijen el valor en 2 bar.

Por otra parte, si no es relevante el incremento en la presión de salida, basta con un regulador de una sola etapa. Cabe añadir que los reguladores de una y dos etapas se encuentran disponibles en cualquier material requerido.

Tipo de conexión de salida

En el caso de los reguladores de flujo, la mayoría posee una conexión de lengüeta para tuberías de baja presión. Por otra parte, todos los reguladores especiales de presión poseen una salida hembra de ¼ ” NPT. Los conectores de salida disponibles para garantizar la conexión al sistema de distribución de gas varían considerablemente, por lo que asegúrense de elegir el que cubra sus requisitos.

Sigan esta serie de pasos y obtendrán un regulador que se adapte muy bien a su sistema de alta presión. Si necesita este producto u otro equipo de alta presión para su sistema de gas, contáctennos. Marquen al (722) 688 6351 o completen nuestro formulario.

Publicaciones Recientes