En Maxipresstec nos especializamos en ofrecer soluciones de flujo, presión y movimiento, y dentro de nuestro catálogo de productos y servicios encontrarán lo necesario para llevar a cabo una prueba hidrostática. Las soluciones que ponemos al alcance de nuestros clientes se diseñan de manera integral y personalizada a partir de los requerimientos de nuestros clientes, buscando siempre superar sus expectativas, lo que logramos gracias a nuestro compromiso a mejorar los procesos, el entrenamiento y la capacitación de su personal.

maquina de pruebas hidrostaticas

Contar con un sistema adecuado para llevar a cabo una prueba hidrostática es clave para verificar la hermeticidad de los accesorios de un equipo o línea de tubería, así como en la soldadura, ya sea en el transporte de agua o de fluidos no corrosivos. Este tipo de prueba se debe llevar a cabo en equipos o tuberías fueras de operación o nuevos, ya sea en los talleres o en campo cuando estos son empleados en construcciones o en proyectos industriales. Hoy en día existen diferentes códigos que definen las pautas para realizar las pruebas hidrostáticas, con la finalidad de garantizar la integridad, tanto de los equipos, como de las personas que se encuentran en contacto con ellos.

En la mayoría de los casos no es necesario probar los equipos que fueron verificados en los talleres de los fabricantes, aunque puede ser recomendable hacerlo después de su instalación cuando existe la sospecha de que el equipo sufrió daños durante el transporte o cuando se deben comprobar su hermeticidad para el cumplimiento de la normativa vigente. Para estas pruebas, es importante tener en consideración que la prueba debe realizarse de acuerdo con las especificaciones y diseño del equipo en cuestión, razón por la que conviene recurrir a especialistas en ejecutarlas. Además, se debe considerar que la prueba también se aplica cuando se hace un reemplazo o reparación de líneas existentes.

Es a través de las pruebas hidrostáticas que se puede determinar el nivel de calidad del trabajo realizado en la fabricación o en la reparación de equipos o líneas de tuberías. Del mismo modo permiten comprobar que las condiciones de operación de estos sean los adecuados para garantizar la seguridad del mismo equipo o línea, de las instalaciones y del personal. Al ser de gran utilidad para detectar fugas es una herramienta de seguridad y que se contempla en programas de mantenimiento preventivo aplicada particularmente cuando se sospecha de algún problema.

La razón por la que se recomienda dejar en manos de expertos, como lo somos en Maxipresstec, los equipos para las pruebas hidrostáticas es porque su diseño requiere partir de las normas técnicas vigentes y tomar en consideración las precauciones relacionadas con el proceso, como es la preparación del escenario para la reducción de los riesgos que podrían presentarse. Así, antes de realizar una prueba, es necesario asegurarse de que el sitio permita un fácil acceso para la inspección de los componentes, controlar las condiciones para evitar que el equipo o la línea de tubería no tengan un impacto accidental. Es necesario también evitar que, mientras el equipo o línea se encuentren presurizados, sufran golpes ni se intenten corregir las fugas que pudieran detectarse entre bridas utilizando llaves.

Para hacer una prueba se debe asegurar que los dispositivos empleados para el alivio de presión como válvulas de retención, placas de orificio y juntas de expansión y accesorios de instrumentación sean sustituidos por piezas provisionales o que se aíslen con discos ciegos, esto porque se encuentran excluidos de la prueba. Además, se debe asegurar que se cuenta con las conexiones de alimentación y descarga del fluido para que el sistema se llene y drene en el tiempo destinado, y en todo caso se debe contar con aislamiento en estas conexiones y ventosas para garantizar que se realice el desplazamiento total del aire entrampado.

Otro elemento a preparar antes de la prueba es una bomba que cuente con al menos dos manómetros calibrados. En lo referente a las soldaduras estas deberán estar completas antes de la prueba y cubrirse con aislamiento externo o recubiertas para protegerlas. Finalmente es clave que la presión empleada durante la prueba no exceda los valores fijados para dicho fin.

Al diseñar las pruebas hidrostáticas se tienen en cuenta aspectos técnicos que definan las condiciones particulares bajo las que se lleven a cabo. Lo primero a tener en consideración es la presión empleada para hacer las pruebas, la que no debe exceder la presión máxima permitida en los componentes aislados, y específicamente en la sección donde se realice la prueba. Esta presión no debe ser excedida en ningún momento durante la prueba y corresponde entre el 30% y el 70% de la amplitud del rango de los manómetros utilizados para las pruebas.

Las líneas de tuberías y equipos sometidos a pruebas hidrostáticas se deben revisar previamente para asegurar de que se pueda realizar el drenado del sistema por completo una vez que haya finalizado la prueba y los puntos altos, ventosas y otras conexiones similares deben abrirse para la eliminación de gas o de aire durante el llenado y purgarse por completo antes de la presurización. En caso de que la prueba se realice a sistemas para gas o vapor, se requiere la instalación de soportes temporales para que puedan soportar el peso líquido durante las pruebas, e inmediatamente después de finalizada la verificación se debe drenar el sistema y soplarse con aire.

El fluido empleado para la prueba de preferencia debe ser agua. En aquellos casos en que exista un riesgo de que el material del equipo o tubería o el fluido empleado para su operación pueda contaminarse por el agua se puede emplear otro líquido siempre y cuando no sea inflamable, siendo permitidos los hidrocarburos inflamables que tengan puntos de inflamación superiores a los 60°C. El agua empleada para la prueba debe ser de calidad para evitar daños en los materiales empleados en la construcción de los equipos y tuberías y cuando estos sean ferrosos su pH deberá mantenerse entre 6 y 8, mientras que en materiales no ferrosos el pH deberá ser siempre neutro. Mientras tanto, su temperatura no deberá ser menor a los 18°C ni superior a los 49°C, y la diferencia entre el agua y las paredes del sistema o línea a probar no deberá exceder los 10°C.

Existen además muchas otras consideraciones técnicas para la seguridad, integridad y fidelidad de las pruebas hidrostáticas, y si ustedes desean que se realicen correctamente, contactar a especialistas es la mejor opción. En Maxipresstec ponemos a sus órdenes nuestros servicios para el diseño de equipos para prueba hidrostática adaptada a sus requerimientos y características de los equipos o líneas de tuberías a verificar. Si desean solicitar mayor información sobre este y otros servicios que ofrecemos, los invitamos a ponerse en contacto con nosotros, con gusto los atenderemos.