Los sistemas de extracción de gases están diseñados para que se mantenga seguro el ambiente de un lugar de trabajo, sea enfocado en producción industrial, un laboratorio o cualquier otro tipo de espacio. La función principal de estos sistemas es evitar la acumulación de contaminantes generados por la humedad, la temperatura o las mismas labores que se realizan en el espacio y que pueden afectar negativamente la salud de los trabajadores y hasta deteriorar los equipos que se usan en las diferentes labores de la empresa.

En pocas palabras, un sistema de extracción de gases se encarga de limpiar el espacio que interior de la planta para mantener un aire limpio de contaminantes y, sobre todo, que no sea perjudicial para la salud de quienes lo respiran, tanto en un corto, como en mediano o largo plazo.

Funcionamiento de los sistemas de extracción de gases

El funcionamiento básico de estos sistemas de extracción de gases está en la capacidad de «limpiar el aire» o, en otras palabras, de sustituir el aire contaminado del espacio cerrado por un aire nuevo. Esto se logra a través de diferentes sistemas de extracción y ventilación que introducen corrientes de aire fresco al interior de la fábrica o planta, mientras al mismo tiempo captan el aire contaminado y lo expulsan al exterior.

Hay también otro tipo de sistemas que tienen la misma función y son más usados en laboratorios: las vitrinas de extracción de gases, las cajas de guantes y las cabinas de bioseguridad. Todos estos sistemas tienen, a grandes rasgos, una función básica: proteger de los gases que contaminan el ambiente y pueden causar daños en la salud de las personas que trabajan cerca o con ellos.

Hay algunos sistemas, eso sí, que tienen funciones un poco más específicas, según el tipo de gases o sustancias nocivas con la que se esté trabajando. Por ejemplo, hay cabinas de bioseguridad que aíslan por completo a la persona del objeto con el que se trabaja y, si bien este tipo de sistemas son más comunes en el trabajo de laboratorio especializado, de tipo farmacéutico, por ejemplo, también entran en la categoría de sistemas de extracción, a pesar de que su objetivo, más que limpiar el aire de gases perjudiciales, es mantener aislado el objeto en el que se está trabajando y evitar cualquier contacto con las personas o el medio ambiente.

Ya otro tipo de sistemas de extracción de gases son de tipo de campana, que sí se enfocan más en la limpieza de ambientes. Las campanas de gas o campanas de extracción, por ejemplo, protegen las personas de los gases u otros compuestos en los lugares de trabajo, usualmente laboratorios donde se trabaja con productos químicos o industrias donde se liberan vapores, polvos o gases que resultan peligrosos para la salud humana.

Como el proceso de la extracción de gases se centra en la entrada de aire fresco a un espacio donde, por las actividades realizadas, se están produciendo gases o vapores, es común asociar esta clase de sistemas con formas de controlar la temperatura en estos espacios. Si bien no es del todo lejano, ya que sí hay ciertos tipos de cambios térmico por el aire limpio que entra, no es posible controlar la temperatura más allá de la temperatura ambiente o, en otras palabras, la temperatura mínima que se puede obtener es la misma que hay en el exterior.

Los sistemas de alta presión y los sistemas de extracción de gases

Los sistemas de extracción de aire usan equipos con sistemas de alta presión, que son los que ponen en funcionamiento las bombas de extracción. Son sistemas muy resistentes y que no necesitan una inversión muy alta y son de fácil mantenimiento, por lo que son la mejor opción para trabajos industriales.

Este tipo de sistemas de alta presión, además, no es exclusivo para los sistemas de extracción de gases, sino que lleva varias décadas de uso en diferentes industrias. Las bombas de alta presión son muy comunes, por ejemplo, en la extracción de líquidos o el suministro de agua potable, en la industria petrolera para bombear el combustible y muchos otros tipos de usos más.

Puede decirse, entonces, que los sistemas de alta presión son esenciales tanto para la extracción de gases en las plantas y fábricas como en muchos otros tipos de industrias. Es importante, por supuesto, saber cuál es el tipo de sistema más adecuado para cada uso para tener los resultados más eficientes y de mejor calidad.

En Maxipresstec S. de R. L. de C. V. estamos enfocados en la mejora continua para ofrecer las mejores opciones para sus proyectos y brindar soluciones en la aplicación de sistemas de alta presión que van desde 600 hasta 17,000 bar. Somos especialistas en flujo, presión y movimiento y contamos con socios comerciales que ofrecen las mejores marcas y maquinaria para sus plantas.

Somos representantes en México de marcas reconocidas como Maxpro®, miniBoosters®, CEJN®, Maximator® y Pyplok® y nos esforzamos por llevar hasta sus empresas la mejor calidad a nivel mundial en sistemas de alta presión. Con nosotros ustedes pueden encontrar soluciones integrales y más completas, como proyectos llave en mano, donde nos hacemos cargo de todo y le garantizamos satisfacción en cada etapa del proyecto. También brindamos soluciones más específicas, como la comercialización y reparación de equipos de alta presión, asesoría técnica o reingeniería para diagnosticar y modernizar sus sistemas.

Si necesitan algún tipo de servicio o producto en sistemas de alta presión, llegaron al lugar indicado. Los invitamos a conocer nuestras soluciones, experiencia y compañías socias en nuestra página web, donde podrá encontrar toda la información que necesita. También podemos atenderlos a través de WhatsApp, en la línea +52 (722) 784 9175, en los teléfonos (722) 773 6689 o (722) 688 6351 o en el correo electrónico ventas@maxipresstec.com.

Si lo desean, también pueden visitarnos en nuestra sede principal en Toluca, Estado de México, en la dirección Cristina #105A, Col. Unidad Victoria. Somos la mejor solución para sus plantas y proyectos. ¡Contáctenos ahora!