Los sistemas de alta presión son útiles para muchas aplicaciones, incluida la limpieza. Actualmente, existe un método que es bastante popular en Estados Unidos y es cada vez más usado en nuestro país por su gran capacidad de limpiar múltiples superficies de forma sustentable y sin dañar los objetos con suciedad e incrustaciones. Nos referimos al waterblasting que se utiliza en muchas aplicaciones industriales, marítimas, superposición de carreteras. También ofrece una gran lista de ventajas que pueden aprovechar si adquieren equipos y accesorios waterblast como nuestras mangueras de alta presión.

¿Qué es el hidroblasting?

Se trata de una tecnología que usa el principio hidromecánico y equipos waterblast para proporcionar limpieza de alta calidad para el sector industrial. El líquido se atomiza debido a las presiones elevadas que se emplean y que comúnmente son de 40,000 PSI. Su uso es cada vez más extendido, ya que no modifica de manera química ni física la composición de los materiales que desprende, lo que la convierte en una opción eficaz y ecológica en comparación con los métodos convencionales, por ejemplo, el uso de abrasivos.

El hidroblasting y el waterjetting son términos que se refieren a un mismo proceso: la hidrolimpieza. En Estados Unidos el término hidroblasting se utiliza comúnmente para designar la preparación y limpieza de superficies, mientras que waterjetting se emplea para describir mecanizados efectuados con líquido a presión y para la utilización de mezclas de abrasivos con los que se corta y otorga forma.

Existe una tercera especialidad conocida como hidrodemolición, en la que se usan chorros de agua a ultra alta presión para la remoción del hormigón deteriorado y que necesita mangueras de ultra alta presión, que requieren cuidados especiales. Se trata de una tecnología muy efectiva para reparar hormigón armado debido a que el agua retira todo el hormigón en mal estado sin dañar las estructuras.

waterblast

El hidroblasting depende de una manguera de alta presión que combina agua en volúmenes bajos con ultra altas presiones, lo que permite solucionar una gran variedad de problemas de suciedad en las industrias. El principio hidromecánico con el que opera, permite elevar la presión del agua e incluso puede llegar a los 55,000 PSI con equipo especial, por lo que puede incluso lograr la desincrustación de elementos en equipos termomecánicos y eliminar recubrimientos o preparar muros y pisos especiales. No daña la composición metalográfica y se enfoca únicamente en los elementos depositados. Su uso rompe los paradigmas de los métodos de limpieza mecánicos y basados en chorros de arena o granalla.

Requiere, en la mayoría de los casos, de un solo operador para aplicaciones específicas debido a su alta eficiencia. Tanto el flujo como la presión tienen un papel crucial en los equipos que son usados en el hidroblasting y las aplicaciones responden de forma distinta a ambas variables. Comúnmente los depósitos endurecidos tienen una mejor respuesta a las presiones más altas mientras que los materiales más blandos se eliminan mejor con flujos más altos, sin embargo, las aplicaciones son únicas, por lo que es preferible respaldarse en expertos que ayuden a encontrar la combinación adecuada de flujo y presión.

El hidroblasting permite eliminar óxido, pintura vieja, caucho, productos químicos, entre otras acumulaciones densas, además, es ideal para superficies externas e internas gracias a que la pistola rociadora puede acceder a zonas difíciles, por ejemplo, tuberías. El chorro potente permite que el operador se mantenga en una distancia segura de la superficie sometida a limpieza y evita que salga lesionado por los desprendimientos.

Una de las diferencias más notables entre el hidroblasting y los abrasivos de limpieza como carbón, arena de sílice, cáscaras de frutos secos, escoria de fundición, entre otros es su capacidad de capturar, contener, filtrar y reusar el líquido, lo que elimina las aguas residuales y los contaminantes tras su aplicación.

El uso de agua a presión se convierte en el método de preparación de superficies del futuro, ya que elimina sales, pintura, herrumbre, residuos, aceites, etcétera. El hidroblasting, que requiere tipos de mangueras de alta presión, no usa abrasivos, por tal motivo puede eliminar los inconvenientes que causa la contaminación por polvo, especialmente en instalaciones cerradas, por tal motivo, ha reemplazado al chorro de arena que se usaba comúnmente para sanear superficies de metal y limpiar tuberías.

Campos de aplicación

La tecnología waterblast puede usarse en casi cualquier superficie, aunque tiene limitaciones cuando se usa en fibra de vidrio, madera o bajo el agua. Los campos de aplicación más comunes son:

  • Sector marítimo. El agua a presiones elevadas ha sido usada desde hace mucho tiempo por el sector marítimo. Se ha convertido en un método estándar, no solo por cumplir con las exigencias medioambientales, también por su eficacia en tratamientos y limpieza. Puede usarse para limpiar lanchas, submarinos, barcos, velas, bodegas de carga, cascos, tubos de calderas, etcétera, además, para trabajos previos a la aplicación de pintura en la superficie de embarcaciones.
  • Sector industrial. Es ideal para limpiar placas, tanques de almacenamiento, líneas de distribución, maquinarias mecánicas, estructuras de naves industriales, pisos epóxicos.
  • Sector petrolero. Se usa también en plataformas costeras de la industria petroquímica. Ayuda en la limpieza de tuberías, tanques, intercambiadores de calor, desagües, alcantarillas, equipo pesado como camiones cisterna y vagones.
  • Sector construcción. Permite la limpieza de encofrados, puentes de metal, saneo de armaduras, remoción de óxido en vigas y perfiles.

Otras aplicaciones son la limpieza de fundición de inversión, eliminación de óxido a 36,000 PSI y de cloruro del hormigón, amianto, corrosión en pilotes y pintura de automóviles, preparación para superposición de carreteras, renovación de albercas, restauración de adoquines, preparación de superficies de hormigón, limpieza de tubos de intercambiadores de calor, descalcificación, desbarbado, entre otras.

Ofrece notables ventajas, por ejemplo:

  • No requiere costos adicionales para adquirir y almacenar productos abrasivos.
  • No se requiere recoger, almacenar y transportar residuos de materiales abrasivos para su disposición.
  • No produce chispa, por tal motivo puede trabajarse con depósitos de combustible en operación.
  • El equipo de trabajo requerido para la limpieza mecánica convencional o por arena es mayor en comparación con el hidroblasting.
  • Son más limpios y no implican riesgo, además, no afectan las superficies donde se aplica.
  • Requiere tiempos de preparación y ejecución más cortos en comparación con el chorro de arena.
  • Su uso requiere poca capacitación.

Existen empresas dedicadas a brindar servicios de limpieza con la tecnología hidroblasting, sin embargo, es preferible que lo realicen por cuenta propia para obtener notables ahorros económicos. Con Maxipresstec obtendrán la tecnología waterblast para realizar el hidrolavado por cuenta propia. Si desean más información sobre nuestros productos, marquen al (722) 773 6689 o (722) 688 6351 o llenen el formulario en nuestro sitio web.