Prueba hidrostática en mangueras y tuberías contra incendios

Muchas industrias y sectores dependen de sistemas que trabajan a altas presiones. Entre ellos destacan las organizaciones de bomberos. Utilizan una gran variedad de equipos que operan a presión, como extintores, rociadores y mangueras. En el caso de estas últimas, uno de los principales problemas que pueden afectar en caso de incendio son las fugas. Determinar su integridad estructural es indispensable, lo que es posible mediante la prueba hidrostática. Si desean conocer más detalles, continúen esta publicación.

La NFPA y las pruebas requeridas en sistemas contra incendios

Los requisitos mínimos de inspecciones, mantenimiento y pruebas periódicas de sistemas contra incendios basados en agua son establecidos por la NFPA. Entre los equipos incluidos por esta norma, destacan los rociadores, sistemas estacionarios de agua por pulverización, equipos de agua o espuma y mangueras, aunque no se limita a ellos.

La finalidad de la norma es garantizar un alto nivel de protección para las personas y bienes por medio de inspecciones, pruebas y métodos de mantenimiento de los sistemas basados en agua. Es así como, si se determinan situaciones que involucran varios riesgos para las personas y propiedades, las autoridades seccionales deben exigir de inmediato la inspección, pruebas y mantenimiento sugeridas por la norma NFPA.

Las pruebas del sistema (como las pruebas hidrostáticas, que se aplican a cilindros a presión, por ejemplo, extintores) consisten en procedimientos que determinan el estado de cada componente mediante revisiones físicas efectuadas de manera periódica. Algunos ejemplos son la prueba mencionada, pruebas de alarmas, de bombas, de válvulas de inundación y preacción.

Mediante las inspecciones y pruebas periódicas de los sistemas de alta presión contra incendios estarán en óptimas condiciones y se detectarán a tiempo los daños o defectos para aplicar soluciones más asequibles. Se trata de tareas que deben realizarse por personal capacitado, ya sea procedente de empresas externas o perteneciente a la organización de bomberos.

Es importante contar con una bitácora para anotar los récords de pruebas e inspecciones, de procedimientos ejecutados, la forma en que se organizó el trabajo, novedades, resultados y fechas. Igualmente, debe incluirse la planificación para el siguiente mantenimiento requerido por la norma. Con respecto a los resultados obtenidos, tienen que acompañarse con las pruebas iniciales o con las últimas si se disponen para un análisis de los parámetros.

Las pruebas hidrostáticas a mangueras y tuberías

Entre las pruebas más importantes para distintos componentes contra incendios, destaca la prueba hidrostática, que se aplica a extintores contra incendios, rociadores, mangueras y tuberías. En el caso de las dos últimas, tienen que probarse con agua a presión de 13.8 bar o 200 psi o a 3.4 bar o 50 psi en exceso de la máxima presión estática donde esta esté por arriba de 10.3 bar o 150 psi.

Es importante evitar errores comunes al realizar las pruebas hidrostáticas, ya que las altas presiones pueden causar daños al equipo o al personal. Por ello es importante que sean aplicadas por personas capacitadas. Pueden solicitar asesorías de ingenieros de sistemas a presión y adquirir un banco para aplicar las pruebas por cuenta propia, pero considerando las medidas generales de seguridad recomendadas.

Al aplicar el nivel de presión requerido con la prueba hidrostática, debe mantenerse por dos horas y evitar caídas o aumentos. De esta manera se revelarán las fugas en las tuberías. La cantidad de estas tiene que medir a una presión prueba específica por bombeo desde un recipiente que haya recibido previa calibración. Las fugas no deben ser mayores que 1.89 l/h por junta, sin tomar en cuenta el diámetro de las tuberías.

Si detectan posibilidades de daños por el líquido a presión, tiene que efectuarse una prueba neumática o de aire en el sistema antes de que el agua sea introducida en el sistema. La presión del aire tiene que ser de 25 psi o 1.7 bar. La prueba de flujo con el bancos de pruebas debe aplicarse cada cinco años en la conexión de mangueras que esté más lejos de cada área del sistema de columna, de modo que se verifique la presión de diseño requerida en el suministro continuo de agua.

Si no puede aplicarse la prueba de flujo en la salida hidráulicamente más lejana, tienen que contactar a la autoridad competente para determinar la mejor ubicación para realizarla. Cada sistema tiene que probarse para flujos y presión conforme los requisitos en efecto durante la instalación.  Debe discutirse con la autoridad los métodos de prueba actuales y los criterios de desempeño.

Para la prueba, tienen que suministrarse indicadores de presión. El cambio o prueba de manómetros se realiza cada cinco años mediante comparación con indicadores calibradores. En caso de que no sean exactos en el rango de 3% de la escala plena, tiene que cambiarse o calibrarse.

Si planean realizar esta prueba, cuenten con el respaldo de Maxipresstec. Tenemos los conocimientos y productos necesarios para aplicarla en los sistemas de alta presión. Soliciten más información o una cotización a la línea (722) 773 6689 o completen nuestro formulario.

Publicaciones Recientes