¿Cómo garantizar la seguridad al usar la tecnología waterblasting?

La limpieza de las instalaciones industriales requería mucho tiempo y equipos, por lo que los propietarios delegaban esta labor a empresas de mantenimiento, sin embargo, actualmente son cada vez más los dueños de negocios que se hacen cargo de ella gracias a métodos novedosos como waterblast. La tecnología de alta presión opera mediante el principio hidromecánico, lo que garantiza limpias profundas y superficiales de calidad, además, atomiza el agua hasta 40,000 PSI.

Hay varias razones por las que es usado este método, por ejemplo, los componentes del sistema como los tipos generales de mangueras de alta presión son asequibles. No afectan química ni físicamente la composición de los objetos lavados y es completamente ecológico, ya que no usa abrasivos, que eran ampliamente utilizados en los métodos de limpieza del pasado. Si bien es uno de los mejores métodos actuales, pueden aparecer algunos riesgos, que es importante identificar para prevenirlos y garantizar el bienestar del personal.

¿Por qué es cada vez más usado el waterblasting para la limpieza industrial?

El método waterblasting utiliza un chorro de agua a alta presión para retirar contaminantes y residuos en las superficies. Pulveriza el agua para eliminar el óxido e incrustaciones abundantes como la sal cristalizada en las estructuras de embarcaciones. Posee alta efectividad por lo que es usado en muchas empresas como pesqueras, ganaderas, fábricas de papel, plantas petroquímicas, constructoras, etcétera.

No solo es altamente efectivo, también puede adaptarse a las necesidades de cualquier sector, especialmente aquellos donde la limpieza mediante arenado no brinda resultados de calidad por la peculiaridad de sus contaminantes y donde puede causar daños a las maquinarias o fachadas. El hecho de que emplee únicamente agua propulsada con una manguera de alta presión reduce los impactos medio ambientales, además, puede reutilizarse el líquido para minimizar los desperdicios. Se trata de una opción conveniente para empresas que deseen volver sustentables sus procedimientos y obtener certificaciones ecológicas para aumentar su competitividad.

El método waterblast es ampliamente usado en países como Canadá y Estados Unidos y en nuestro país comienza a incrementar su uso, lo que disminuirá paulatinamente el uso de tecnologías y métodos convencionales como el arenado, que produce mucho polvo dañino para el sistema respiratorio de los operadores y puede propagar en el aire las sustancias tóxicas incrustadas y los abrasivos sólidos, que pueden erosionar las maquinarias y superficies.

Es importante no confundirlo con el waterjetting. Si bien hacen referencia a un proceso similar, poseen diferencias notables. El waterblasting o hidroblasting hace referencia a la preparación y limpieza de superficies, en cambio, el waterjetting se refiere a mecanizados efectuados con agua a alta presión, lo que implica el uso de abrasivos para cortarla y otorgarle forma.

No necesita un amplio equipo para realizar limpiezas de calidad, basta con una persona para manejar las mangueras de alta presión, que aseguran un buen caudal de chorro. Dos variables tienen un papel crucial en el método hidroblasting cuya aplicación responde de diferentes maneras: presión y flujo. Para las incrustaciones duras es recomendable usar altas presiones y para los depósitos blancos se recomiendan altos flujos.

Puede quitar muchos residuos y contaminantes como óxido, pintura desgastada, minerales y sedimentos, aceites, caucho, productos químicos, acumulaciones de alta densidad, etcétera. También es posible usarlo en interiores y exteriores y en áreas difíciles de acceder, ya que usa mangueras resistentes y delgadas, que pueden entrar en espacios pequeños como tuberías.

¿Qué riesgos deben evitar?

Si bien es altamente efectivo, presenta algunos riesgos que pueden causar lesiones graves al personal. Es fácil intuir el peligro que conlleva su uso, ya que produce chorros de agua a altas velocidades (hay equipos que desplazan el líquido a más de 3,3000 kilómetros por hora). Produce así una alta presión capaz de perforar materiales sólidos, además, puede desincrustar objetos, propulsarlos y hacer que impacten en los ojos u otras partes del cuerpo.

Para garantizar su uso óptimo, es importante que el personal reconozca los diversos riesgos que pueden aparecer. Mencionaremos a continuación algunos de ellos.

Riesgos por químicos

La tecnología waterblast es recomendable para eliminar sustancias tóxicas y subproductos químicos de diversas superficies, sin embargo, la exposición prolongada puede causar lesiones en la piel o enfermedades a largo plazo. Es importante el uso de ropa que cubra todo el cuerpo de la persona a cargo y equipo de protección personal como guantes de nitrilo y lentes de seguridad.

Riesgo de caídas

El uso de chorros de agua a alta presión puede cubrir el piso, lo que puede causar resbalones y caídas si el piso industrial no es previamente tratado. Para evitar el riesgo, es importante utilizar el agua de forma prudente y utilizar botas con suelas antideslizantes.

Riesgos por zonas cerradas

El método hidroblasting suele usarse en áreas pequeñas donde la movilidad es limitada. Algunos ejemplos son las calderas o tanques. Si lo utilizarán en una zona así es importante mantenerse alertas, ya que los riesgos son mayores. Pueden ocurrir sofocamientos o intoxicaciones por gases tóxicos. Es importante suministrar al personal con respiradores adecuados y asegurarlo para evitar atrapamientos.

Riesgos del entorno

Los sectores que usan el hidroblasting para limpiar sus pisos, fachadas y equipos suelen tener instalaciones con entornos rudos. Son diversas las lesiones y problemas que pueden ocurrir por temperaturas extremas y alta humedad y cuyos niveles pueden incrementar con el chorro de agua. Algunos ejemplos son la insolación y deshidratación. Si bien no representan un gran riesgo en comparación con los demás, es importante que aseguren excelentes condiciones de trabajo para el personal.

La protección del personal a cargo de la tecnología hidroblasting es crucial, por lo que es importante que las empresas implementen procedimientos adecuados para garantizar su bienestar. La identificación, descripción y evaluación de los riesgos permitirá conocer los daños potenciales para los trabajadores, que pueden evitarse con medidas preventivas y estrategias de gestión.

Es importante también que el personal sea capacitado, para que pueda actuar en caso de presentarse el riesgo o detectarlo. Evitarán con ello paros laborales, gastos médicos, compensaciones por lesiones graves y pérdidas de valiosos activos. Antes de iniciar operaciones asegúrense que el personal utilice el equipo de protección personal requerido y se realice una preparación de las superficies a limpiar para evitar daños.

La adquisición de equipos de calidad es crucial para una limpieza efectiva y asegurar el bienestar de los operadores. Si desean equipos de calidad para aplicar el hidroblasting, contacten a los expertos de Maxipresstec. Contamos con sistemas de alta presión de marcas reconocidas y ofrecemos asesorías para que elijan el producto más conveniente. Si desean más información marquen al (722) 773 6689 o (722) 288 6351 o completen el formulario para comunicarnos con ustedes.

Publicaciones Recientes