BIT BLOG | 2021-09-30

Evolución del racor para sistemas neumáticos

Write by: programacion

En el ámbito de los circuitos de alta presión, la diversificación de las aplicaciones llevó al desarrollo de muchas variantes de racor para usos industriales. Tal diversificación permite que los usuarios adquieran el más conveniente para su aplicación. Para ello, se requirió una larga evolución que desembocó en la excelente tecnología que es hoy, pese a su diseño compacto. Cabe añadir que su proliferación volvió complicada la elección del ejemplar más conveniente, pero puede facilitarse si se consideran algunas recomendaciones.

La nueva gama de racores y su evolución

De manera tradicional, los materiales usados para fabricar el racor, una pieza crucial en instalaciones hidráulicas y neumáticas, son el acero inoxidable y el latón. Su rendimiento mejoró bastante, gracias al desarrollo de nuevas técnicas para tratar superficies y aleaciones. Esto permite que puedan fabricarse ejemplares desde variaciones de acero inoxidable de 316L o 303. Además, la cantidad de aplicaciones donde puede usarse también aumentó, debido al chapado en níquel de latón.

Hoy en día, además de la oferta tradicional, se desarrollaron nuevos ejemplares poliméricos, lo que condujo a una ampliación de las posibles soluciones del racor. Los materiales usados en las juntas también evolucionaron para satisfacer las demandas del transporte de distintos fluidos, ya sean agua, aire, aceite, entre otros.

Sepan que, para hacer efectivo el sellado del sistema, dicha junta tiene que ser compatible con el fluido y el entorno del sistema de alta presión. La amplia variedad de materiales, nuevamente, incrementó las posibilidades de rendimiento y uso, especialmente a largo plazo.

Otro aspecto que cabe mencionar es la conexión con los demás elementos de los sistemas de alta presión, especialmente las tuberías. Para que estas se mantengan fijas, las tecnologías de sujeción se desarrollaron considerablemente e, incluso, pueden elegirse alguna de las siguientes técnicas:

  • Racor de compresión o espiga para racores universales.
  • Anillo de sujeción o pinza para racores a presión.

Según la aplicación que se realice, cada sistema posee sus beneficios y limitaciones. Todos estos desarrollos permitieron a los fabricantes proporcionar racores más eficaces, de mayor resistencia ante entornos hostiles y volverlos la mejor opción para cualquier instalación a presión.

Elijan el racor adecuado para su aplicación

Más que un reto, la diversificación de los productos volvió esencial y estratégica la selección del racor. Para tomar una decisión prudente, es importante considerar algunos aspectos. Hay cuestiones que son aún generales y básicas para no cometer errores. Al elegir un racor, consideren los siguientes factores:

Entorno de la aplicación

Básicamente, el entorno se refiere a las condiciones atmosféricas donde serán utilizados los racores, aunque incluye otros aspectos, como la temperatura del lugar, la calidad del aire, contacto con partículas (como virutas y chispas) o sustancias químicas (por ejemplo, los productos de limpieza), salpicaduras, entre otros.

Rendimiento y condiciones de uso

Se refiere a lo que esperan los clientes de los racores. Abarca los requisitos en términos de flujo, temperatura, vibración, presión, entre otras tensiones físicas que los racores deben resistir mientras operan. Cabe añadir la importancia del rendimiento del sellado.

Tipo de fluido que será transportado

Conocer el tipo de fluido y sus características de forma precisa, sobre todo si se trata de fluidos con aditivos, es crucial por dos razones: por compatibilidad y para evitar que los elementos de los racores resulten dañados, como el cuerpo, junta tórica, entre otros.

Otros elementos del sistema

Los racores son utilizados junto con otros componentes, que, en conjunto, conforman un circuito o sistema. Algunos ejemplos son las válvulas, pistolas de aire, acopladores, tubos, entre otros. Estos deben contar con las mismas características que los racores, que no pueden separarse del conjunto por términos de rendimiento físico y técnicos.

Regulaciones

Hay varias aplicaciones o zonas de aplicación que son objeto de ciertas normativas y legislaciones, ya sea para el sector sanidad, alimentario, entre otros. Deben considerar el marco normativo durante la elección de los racores

Servicios del fabricante

Elegir al mejor proveedor siempre es lo más conveniente. Lo recomendable es acercarse a uno que ofrezca equipo de alta presión que sea compatible con los racores de su interés para garantizar el correcto funcionamiento del sistema. Es importante también responder algunas preguntas para determinar si es un buen proveedor, como:

  • ¿Cuáles son sus plazos de entrega?
  • ¿Cuál es la cobertura territorial de su servicio?
  • ¿Qué alternativas ofrece para solucionar inconvenientes, como la necesidad de refacciones y piezas adicionales?
  • ¿Qué opciones de seguimiento brinda con su servicio?
  • ¿Utiliza sistemas de calidad? Si es así, ¿cuáles? ¿ISO/TS 16949, ISO 9001 u otros?

Si consideran estos criterios, verán que encontrarán el producto adecuado a sus necesidades. También descubrirán que en Maxipresstec somos su mejor opción. Pidan más información o una cotización a través de los números (722) 773 6689 y (722) 688 6351.

Contáctanos

En MaxipressTec contamos con la infraestructura para apoyarle con sus requerimientos de mangueras y conexiones de baja presión, filtros hidráulicos, filtros de procesos, equipo de instrumentación, conexiones de alto sello, reguladores, generadores de gases, equipo de diagnóstico, equipo electromecánico, bombas centrífugas así como hidráulica y neumática industrial.

whatsapp
phone call
email
contactanos contactanos