Preguntas frecuentes acerca de los sistemas de alta presión en los alimentos

Día tras día, los sistemas de la industria alimentaria han mejorado para ofrecer cada vez más y mejores productos para el consumo humano, cada tanto, nuevas técnicas para crear productos alimenticios se van generando con tal de suplir las necesidades específicas de un sector en constante cambio, pues lo que el público espera de productos como las bebidas cada día cambia y se generan nuevas tendencias que se deben seguir si se desea generar ventas y ofrecer productos de alta calidad.

Una de las técnicas que se ha visto con mayor crecimiento en el mercado alimenticio son los sistemas de alta presión, un procedimiento que ayuda a que los productos posean una mayor durabilidad y se conservan de mejor manera durante todo el proceso de empaquetado, envasado, distribución, comercialización y consumo final, además de ofrecer condiciones de seguridad sanitaria que eviten que el producto se contamine con diferentes agentes externos. Esto se puede evidenciar en diferentes zumos, batidos e incluso sopas.

El equipo de alta presión se usa cada día más en distintos productos alimenticios, no obstante, su popularidad ha venido acompañada de una gran diversidad de preguntas que han surgido a partir del uso, aplicaciones, ventajas, funcionamiento, entre otras preguntas que obligan a los encargados de la industria alimentaria a consultar en diversas fuentes la respuesta a sus preguntas, lo que en muchas ocasiones llega a ser confuso y agotador.

Por este motivo, Maxipresstec, distribuidora de bombas, válvulas, mangueras de alta presión, entre otros, así como encargada de la asesoría de compra y reparación de esta tecnología, le dará respuesta a todas sus preguntas en un solo lugar y de manera tal que usted logre comprenderla con facilidad, de esta manera va a poder encontrar lo que buscaba y contactar con una empresa especializada para organizar el estudio de su proyecto y la instalación adecuada del mismo.

¿Qué son?

Se trata de una tecnología de pasteurización (eliminación de bacterias y microorganismos), que permite prolongar la vida útil de los productos alimenticios, ya que busca eliminar a los microorganismos, bacterias, levaduras y moho que habitan en el producto o que pueden atacar y por consiguiente descomponerlo al punto en el que llega a ser tóxico y nocivo para el consumo humano. Para lograrlo, ejerce una presión alta sobre el ambiente para que estos seres no puedan vivir.

Y es que para que exista cualquier ser vivo deben cumplirse tres elementos fundamentales que deben estar en perfecto equilibrio: el agua, el oxígeno y la presión, en presiones altas no es posible sobrevivir, ya que esta presión en el aire ejercerá una fuerza similar a si varias toneladas de acero cayeran sobre nosotros, lo que obliga a los microorganismos a morir y por ende no proliferar en el producto.

Este sistema es una alternativa a los procedimientos de pasteurización basados en calor, en donde se calienta y enfría rápidamente el producto con el fin de que las bacterias mueran, no obstante, este proceso es bastante peligroso e incluso llega a alterar la composición de los líquidos; por lo que implementar los sistemas de alta presión van a favorecer a que los alimentos se encuentren lo más parecido a si estuvieran frescos cuando en realidad hace semanas que se elaboró.

¿Funcionan en todos los productos?

Aquí debemos hacer una salvedad y es que no todos los productos son candidatos para realizar esta pasteurización, se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Tener un pH inferior a cinco.
  • Es un producto que requiere refrigeración.
  • Actividad del agua superior a 0.

En la actualidad, los sistemas de alta presión se emplean fundamentalmente en jugos, verduras, purés, sopas, carnes, mariscos, salsas, aderezos para ensaladas, frutas cortadas, carnes listas para su consumo y alimentos de mascotas; no obstante, día tras día se estudia la posibilidad de ser aplicado en otros productos.

¿Qué ventajas trae?

Ya les adelantamos que este proceso es uno de los más eficaces en el mercado, no obstante, a continuación mencionaremos algunas de las más destacadas:

  • Seguridad alimentaria: Este sistema elimina eficazmente el 99% de las bacterias y microorganismos que fermentan y descomponen los alimentos, por lo que preservan sus propiedades naturales y valor nutritivo.
  • No altera la composición: Elimina los agentes externos más no cambia las propiedades del producto, tales como textura, sabor, dulzura, acidez, colores, aromas, entre otros.
  • Conserva los nutrientes: Una de las preocupaciones al emplear los sistemas de calor es que se rompan los enlaces químicos de los nutrientes y pierda valor, no obstante, en los sistemas de alta presión se conservan estos enlaces y el producto es lo más natural posible.

Si quiere tener estos beneficios en su industria, tan sólo debe llamarnos al (722) 773 6689 y (722) 688 6351 y preguntar por nuestros sistemas de alta presión, allí uno de nuestros asesores le ayudará a agilizar el proceso de compra e instalación y estará al tanto de todas las reparaciones que se le deban realizar a este proceso.

Publicaciones Recientes