Reguladores para procesos industriales y fluidos peligrosos

Las empresas que cuentan con sistema de fluidos industriales conocen la importancia de gestionarlos y garantizar condiciones precisas de proceso para cumplir con sus requisitos operativos. Entre las condiciones más importantes, destaca la presión. Es indispensable que los niveles de presión sean óptimos para dar continuidad a los servicios y producciones y garantizar la seguridad del personal, lo que es posible si se implementan algunos dispositivos en el sistema, como los reguladores de alta presión.

En el mercado hay una gran variedad de reguladores de alta presión, no obstante, no todos son funcionales para todas las aplicaciones. Es importante hacer un análisis de sus sistemas y necesidades específicas para adquirir el mejor ejemplar. Entre las aplicaciones más usuales donde se necesitan los reguladores, destacan la instrumentación analítica, alta pureza y alto caudal, toma de muestras de fluidos sensibles, sistemas de distribución de gas, almacenamiento y fluidos y gases peligrosos y procesos industriales generales.

En esta publicación, nos enfocaremos en las dos últimas aplicaciones de la lista. Mencionaremos las principales características de los reguladores de alta presión para ellas e información adicional que, seguramente, les ayudará a encontrar el mejor ejemplar.

Procesos industriales generales

En esta aplicación típica en la mayoría de las industrias, se necesitan controles de presión altamente fiables, ya que de ello depende la seguridad del personal, del equipo de alta presión y la calidad en los resultados de los procesos. En ciertos casos, los componentes usados en estas aplicaciones también tienen que resistir ante ambientes operativos extremos o muy demandantes.

Los reguladores de alta calidad que se diseñan para usarse en procesos industriales generales brindan servicios fiables, fáciles de adquirir, debido a su abundancia en el mercado y su alta demanda y hay una gran variedad de marcas, por lo que encontrarán un ejemplar adecuado a las características particulares de su aplicación.

Generalmente, los reguladores de alta presión se ofrecen en grandes diámetros, mayores que en reguladores de otras aplicaciones, como la instrumentación analítica, donde la estabilidad de la presión de consigna debe ser estable y mantenerse exacta. La razón de la diferencia de tamaño es que los reguladores de procesos generales deben usarse en mayores líneas de proceso.

Cuando elijan un regulador para esta aplicación, recomendamos buscar las siguientes características:

  • Disponibilidad en configuraciones con muelle, pilotadas o combinadas, de modo que se adapten a las especificidades de su aplicación. En el caso de las opciones con muelle, brindan ajustes fáciles y precisos. De forma opcional, las configuraciones pilotadas son excelentes para una buena minimización del droop y para aplicaciones amplias y variedad de caudales.
  • Juntas internas que estén fabricadas con base en materiales compatibles tanto con las presiones como los productos químicos usados en el sistema.
  • Cuerpo conformado por materiales de alta resistencia a los agentes corrosivos, por ejemplo, el acero inoxidable 316L, que aumenta la vida útil de los componentes en entornos operativos complicados.

Almacenamiento de fluidos y gases peligrosos

Hay una gran variedad de industrias cuyas aplicaciones requieren el almacenamiento de fluidos y gases peligrosos, como dióxido de carbono, gas propano, butano, metano, aceites y líquidos inflamables, entre otros. Algunos ejemplos son la industria minera, de hidrocarburos y alimentaria. En estos casos, es indispensable aplicar medidas de protección para evitar accidentes en la infraestructura, personal o transeúntes.

Entre las medidas más importantes, está la instalación de los reguladores de alta presión. Los últimos deben ser especializados de inertización de tanques para mantener los niveles de presión requeridos de los gases inertes que se introduzcan en el espacio de vapor del depósito para que la presión en este sea segura y consistente, además evitar que los vapores peligrosos se escapen.

Cuando busquen un regulador de inertización de tanques, verifiquen que tenga las siguientes características:

  • Los muelles de consigna deben tener roscas finas, de modo que los reguladores brindan una capacidad mejorada de ajuste y resolución al hacer ajustes en la presión.
  • Mecanismos sensores sensibles de diafragma, que se diseñan para que la detección de variaciones en la presión de salida sea muy precisa.
  • Componentes de alta calidad como asientos, cuerpos, obturadores y tubos de retroalimentación fabricados con base en aleaciones que resisten la corrosión, según el entorno operativo.

Ahora que conocen mejor las características que deben tener los reguladores para ambas aplicaciones, sentirán mayor seguridad en la selección de los ejemplares más convenientes. Consideren siempre que, sin importar la aplicación, es importante garantizar que el regulador posea la presión nominal de entrada y salida, venteo, capacidad de caudal, temperatura nominal y conexiones finales adecuadas.

Si están interesados en recibir asesorías o tienen dudas sobre lo tratado en esta publicación, contacten a los ingenieros de Maxipresstec a través de la línea (722) 688 6351 o llenen el formulario disponible en nuestro sitio web. Nuestros expertos en regulación de sistemas de alta presión les brindarán herramientas e información valiosa para que se sientan seguros en su selección.

Publicaciones Recientes