Sistemas de alta presión y la ósmosis inversa

Los sistemas de alta presión son utilizados para diversas industrias, desde la limpieza, hasta los procesamientos químicos, e incluso para los procesos de osmosis inversa. Ahora bien, ya sea que requiera de estos sistemas para purificar su agua potable o para limpiar el agua utilizada en su empresa de lavado de autos, comprar un sistema de filtro de RO es una inversión seria.

Necesitarán saber algo de información de fondo sobre su sistema de RO, ya que dependerá en gran medida de usted detectar si algo está mal y determinar dónde se encuentra realmente el problema para que pueda repararse. Aquí están las tres partes principales de su filtro de RO.

Bomba de alta presión

El corazón de su sistema de filtro de ósmosis inversa es la bomba, pero no cualquier tipo de bomba, ya que deben elegir la mejor de las bombas de alta presión. Esto es lo que permite el proceso de ósmosis inversa. El bombeo a alta presión de agua sucia en su sistema de RO asegura que, en lugar del flujo normal de una solución de baja concentración a la sección de alta concentración, el agua impura sea la que atraviese la membrana. La bomba deberá mantenerse a alta presión, esto realmente puede producir más agua limpia si se agregan bombas de refuerzo, aunque eso puede suponer un mayor esfuerzo para su membrana y filtros.

Membrana RO

En la década de los 50 se desarrolló un filtro de acetato que se utilizó para el proceso de desalinización, lo que impulsó el desarrollo de la tecnología RO. Hoy en día existen diferentes tipos de membranas, cada una de ellas con resultados específicos. Por ejemplo, algunas membranas se centran en dejar pasar más agua, mientras que otras se centran en cambiar el pH del agua. Las membranas desarrollan capas de residuos a medida que pasan los años, y los depósitos de suciedad más persistentes no se eliminan. Reemplace sus membranas cada dos años más o menos para asegurarse de que continúen funcionando con la máxima eficiencia.

Limitador de flujo

Una parte importante del sistema, el limitador de flujo, determina la cantidad de agua pura que se produce junto con el agua que elimina la suciedad. Esto se hace controlando el flujo que pasa a través de la membrana. Debe haber suficiente agua para que la suciedad atrapada por la membrana se limpie. Un flujo débil causará la obstrucción al evitar que los contaminantes se lleven, mientras que un flujo fuerte abrumará la membrana.

En MaxipressTec estamos altamente comprometidos con brindarles el mejor equipo de alta presión, no importa a qué rubro de la industria se dedique, no obstante como podemos haber aprendido en nuestro artículo de hoy, este tipo de equipos son altamente ideales para la industria enfocada hacia el tratamiento del agua, por lo que les hacemos la invitación para que se pongan en contacto con nosotros, somos la mejor opción.

Publicaciones Recientes