Tipos de racor más utilizados en la industria

Dentro de las industrias hay varios objetos que son utilizados para el buen funcionamiento en todas las áreas, sin embargo las instalaciones de plomería como las tuberías son indispensables en cualquier tipo de inmueble, pero en las industrias donde se utilizan distintos tipos de líquidos y flujos, los tubos y tuberías cobran una especial importancia, y con ellos, el racor que los mantiene unidos. Hoy en esta nueva entrada del blog de Maxipresstec les contaremos cuáles son los tipos de racores y su clasificación.

Los racores hidráulicos son los elementos que sirven para unir los tubos y tuberías e incluso las mangueras, ya que se fabrican a base de metal, la unión entre dos o más elementos es más confiable, ya que aportan una cualidad de impermeabilidad y sellado, por lo que líquidos, flujos y gases pueden pasar a través del interior de los distintos tubos con la mayor seguridad y sin riesgo de fugas, las cuales pueden representar un riesgo ocupacional.

Con base en sus características técnicas, podemos encontrar diferentes usos de las uniones, por ejemplo los racores hidráulicos son muy utilizados por los bomberos, ya que unen a las mangueras y tuberías que se utilizan en los camiones de auxilio, en los que se utiliza tanto agua como espuma para poder apagar incendios eficazmente, y se requiere que no existan fugas de los materiales. Otros racores se utilizan en fontanería, con el fin de instalarlos en los distintos tipos de sistemas de calefacción o de ventilación, donde se utilizan gases y aire y es necesario un mecanismo para mantenerlos dentro de las tuberías.

Dentro de la clasificación de los racores hidráulicos, podemos encontrar modelos que tienen rosca y otros que no la tienen, y se elegirá el modelo adecuado con base en las necesidades, así como en los elementos que se deseen mantener unidos. Encontramos los siguientes tipos de racores hidráulicos:

• Racores de tubería

Podemos encontrar racores con soldaduras de cobre, los cuales pueden llevar adaptadores especiales para unirlos con la tubería que van a acompañar, con soldadura de hierro o latón y sistema de rosca; del mismo modo podemos encontrar racores rectos macho o hembra, con tuercas giratorias para ensamblar y desensamblar con facilidad, machos con forma cónica o cilíndrica, en codo, orientables, rectos para adaptarse a tubos, entre otros. También podemos encontrar adaptadores para racores, los cuales pueden utilizarse cuando el producto elegido debe adaptarse a la tubería.

Al elegir el racor hay que tomar en cuenta el tipo de junta con la que se va a unir, que puede ser de cobre, de metal, de plástico, etc.

• Racores para incendios

Si bien existen diferentes tipos de racores, el que suele utilizarse por los bomberos es aquel que cuenta con una forma simétrica, que puede empalmarse de forma universal con otro que sea de su mismo diámetro, por lo que encontramos diámetros de 25 milímetros, de 45 milímetros, de 70 milímetros y de 100 milímetros, aunque este último es el que menos se utiliza. Los racores para bomberos tienen una forma cilíndrica y hueca, al igual que la mayoría, pero suele fabricarse con aluminio forjado y suelen tener un tipo de recubrimiento anodizado, el cual es un proceso electroquímico que proporciona tanto un mejor acabado estético como mayores propiedades mecánicas.

Por otro lado, podemos encontrar:

  • Racores de una sola pieza, que son los ideales para las mangueras de presión que cuentan con una, dos o cuatro mallas.
  • Racores de dos piezas, conocidas como sistema italiano.
  • Racores para mangueras de tipo 4SH, de pelado interior.
  • Racores para tuberías de lavadoras hidráulicas, que son parte de los accesorios que utilizan estos sistemas, y podemos encontrarlos en modelos giratorios, machos fijos, lisos o rugosos.
  • Racores hidráulicos especiales para baja presión, que pueden ser giratorios o fijos, con un asiento en cono, plano o plano en latón, con forma tubular o esférica; este tipo de uniones son comunes en las aplicaciones para sanitarios o calentadores que utilizan gas.
  • Racores para soldar. Suelen ser fabricados con perfiles metálicos para fijarse y que no puedan retirarse; suelen utilizar enchufes de punzón en latón y válvulas de dos o tres vías para evitar el retorno del fluido.
  • Racores neumáticos. Pueden utilizarse uniones de latón, acero al carbono, hierro, aluminio, latón cromado o de acero inoxidable para la unión de mangueras y tubos neumáticos, con aplicaciones como el trabajo con mortero o con aire comprimido, pero también se utilizan en el sector alimentario para evitar el chorreo de los materiales con los que se trabajan.

Para poder utilizar un racor se requiere de diferentes tipos de adaptadores, enchufes o válvulas, filtros, grifos, punteras, lanzas, boquereles, así como manómetros o vacuómetros en distintas escalas de presión.

Los trabajos de sellado y unión de tubos y tuberías requieren de las mejores herramientas que les proporcionen la mayor seguridad y fijación; dentro de las alternativas para unir dos o más piezas, los racores destacan por su eficiencia, ya que las características con las que se elaboran permiten un perfecto acoplamiento entre los conductos cilíndricos de las diferentes tuberías que existen. Entre la variedad de modelos de racores, podemos encontrar aquellos roscados, de pletina, de bayón, entre muchos otros, que cuentan con las propiedades y características para brindar el más perfecto y confiable cierre en las conexiones donde se instalan, sin tener en cuenta el tipo de líquido o de fluido que se esté utilizando.

Con base en su uso, podemos encontrar otra clasificación de las uniones hidráulicas, las cuales son:

  • Instantáneos. Este es un tipo de racores que permiten realizar los más grandes trabajos de circuitos con un alto nivel de rapidez y de efectividad, por lo que son los más empleados por las industrias y productos que realizan el transporte de aire comprimido, de gas o de los líquidos que se encuentran al interior de una amplia gama de maquinaria que trabaja a alta presión, temperatura o con distintos tipos de fluido, como los gases o los aceites industriales. Este tipo de racores instantáneos han sido elaborados con la finalidad de permitir el desmonte de los circuitos o para modificarlos de forma inmediata y sin necesidad de otras herramientas, en el momento en el que se necesite, ya que dada la complejidad de los elementos que soportan, suele ser necesario realizar programas de mantenimiento constante.
  • De compresión. Este tipo de racores son productos que permiten la movilización de aire comprimido o de fluidos, por medio de tubos termoplásticos o metálicos, razón por la cual las roscas que utilizan han sido elaboradas para que encajen y sostengan de forma más segura y efectiva los contenidos con los que se va a trabajar en la industria.
  • Con funciones alternativas. Estos son los racores que se emplean en las más diversas aplicaciones industriales e incluso en las domésticas, además cuentan con una característica de resistencia y seguridad especial, ya que son las uniones ideales para instalarse en los entornos más cambiantes, ya que permiten regular o bloquear el paso de los compuestos por toda la instalación. Además son más compactos, fáciles de instalar y muy seguros.

Como mencionamos anteriormente, estas uniones pueden ser fabricadas en materiales como el acero inoxidable, hierro, latón, acero al carbono, aluminio, aleación de bronce o latón cromado, el material de elaboración será el indicado para los distintos ambientes o el transporte de diferentes líquidos o fluidos compuestos, por lo que se recomienda tener bien claro el uso y las necesidades de la industria o de la aplicación donde se utilizará antes de adquirir las piezas necesarias.

Las normas de fabricación de los racores son muy estrictas, debido a su importancia en las diferentes industrias; en las piezas que se utilizan para las aplicaciones contra los incendios, se utiliza la norma europea UNE-23400, mientras que para el sector alimenticio se utiliza la norma DIN-11851, los de descarga TW se fabrican con base en la norma DIN-28450.

Por esta razón es de gran importancia acudir con especialistas en la fabricación de este tipo de materiales, que se encuentran en contacto constante con fluidos que pueden resultar de gran riesgo en las industrias, donde el más mínimo chorreo puede ocasionar una tragedia descomunal. Y en Maxipresstec encuentras una alternativa de gran fiabilidad, ya que nuestra amplia experiencia en el mercado industrial es nuestra mayor carta de presentación, así como la variedad de productos y servicios que pueden cubrir las necesidades más estrictas de nuestros clientes, brindando una solución confiable y segura.

En Maxipresstec, su proveedor de confianza, tenemos a disposición de nuestros clientes una gran variedad de estilos, materiales y formas de racores, por lo que proporcionamos soluciones seguras, resistentes y confiables a precios accesibles y competitivos en el mercado.

Los invitamos a ingresar a nuestro catálogo online para que pueda elegir no solo el racor que necesitan, además de otras soluciones como miniboosters, mangueras de alta presión, amplificadores de aire, bombas de alta presión, entre otros que harán de sus trabajos industriales una obra de gran calidad y seguridad.

Soliciten su cotización con nuestros especialistas.

Publicaciones Recientes