Usos, mantenimiento y características de las válvulas de alta presión

En los sistemas de transmisión por ducto, las válvulas de alta presión son indispensables para regular adecuadamente la presión y conseguir un flujo continuo; usualmente se utilizan en la industria de los hidrocarburos, en aplicaciones de alta presión como los sistemas de ósmosis inversa, agua corriente o purificación del agua.

Ya que se mantienen bajo zonas agresivas, las válvulas suelen fabricarse a modo que resistan las presiones altas al mismo tiempo que a la corrosión, además son compactas y muy fáciles de instalar; su función principal es interrumpir, iniciar, desviar o regular el flujo de ciertos fluidos, por lo que son de gran importancia en las industrias, donde se utilizan en forma manual, automatizada o una combinación de ambos para tener un mejor control del dispositivo.

Gracias a su diseño y materiales, las válvulas pueden abrir, cerrar, regular, modular o aislar productos líquidos o gases, sin importar si son los más corrosivos o tóxicos para el ser humano, aun siendo piezas pequeñas brindan gran seguridad, muchas de ellas miden apenas una pulgada, mientras que las más grandes alcanzan hasta los nueve metros de diámetro; pueden trabajar con presiones muy altas y temperaturas que van desde varios grados bajo cero hasta alcanzar los 815°C.

Podemos encontrar una gran variedad de materiales de materiales para la fabricación de válvulas, como el acero fundido, el acero forjado, el hierro y el bronce, que se utiliza para los equipos que están en contacto constante con el agua, entre muchas otras. Al elegir válvulas debemos conocer datos como la presión que se requiere alcanzar, las posibles fugas que se pueden presentar, el tipo de fluido a controlar y el tipo de mantenimiento y riesgo a enfrentar en caso de fallas.

Las válvulas que se emplean para hidrocarburos son de alta presión y se conocen como dispositivos de emergencia para la restricción de flujo y se dividen en válvulas de: compuerta, bola, tapón lubricado, retención, control o alivio de presión y flujo, de esfera, de alivio y de control.

Algunas válvulas de alta presión, especialmente las que se utilizan para el gas LP, responden automáticamente a los cambios en el sistema, por lo que se han convertido en el principal instrumento de control en la industria de los hidrocarburos, donde un error puede costar millones de pesos en gastos, además de vidas humanas. Algunas industrias requieren que la válvula sea acompañada por un sello para evitar las fugas o escurrimientos de líquidos, que pueden provocar alguna problemática.

Si bien las válvulas en general se diseñan para controlar la presión y resistir a la corrosión y otros posibles daños ocasionados por las mismas fluctuaciones de la presión, también deben recibir mantenimiento en la superficie, lo que les ayuda a prolongar su vida útil, evitar la corrosión o la formación de óxido y evitar que se produzcan fugas.

Con el fin de evitar problemáticas con las válvulas se recomienda:

  • Realizar inspecciones de forma regular a todo el sistema, con el fin de detectar a tiempo cualquier situación que ponga en riesgo la seguridad y la ineficacia del sistema.
  • Diseñar e implementar en la industria programas de mantenimiento preventivo para el sistema, con el fin de reemplazar piezas, limpiar superficies y realizar cualquier acción que permita que la maquinaria opere en excelentes condiciones.
  • Revisar que las válvulas de alta presión cuenten con el suficiente engrasado (en caso de ser necesario), ya que cuando se acumulan líquidos en su cuerpo, pueden llegar a estar más duras y apretadas y comenzar a fallar, por lo que hay que vigilar que no se acumulen líquidos o sólidos en el cuerpo de la válvula, ya que ocasionaría un gran problema.
  • Si se va a engrasar la válvula, es indispensable utilizar un lubricante industrial específicamente desarrollado para dicha aplicación; debe engrasarse las piezas del sistema en cada periodo de mantenimiento programado para evitar posibles fallos.
  • Nunca se debe cerrar una válvula con llaves o palancas, ya que estas se deben abrir cuidadosamente para evitar el choque hidráulico en las tuberías.

En las industrias, las válvulas forman entre el veinte y treinta por ciento de las instalaciones subterráneas de una planta, por esta razón tanto su elección como su mantenimiento es indispensable.

Al hablar de industrias o plantas de productos químicos, refinería de productos pétreos, una planta de procesamiento de alimentos o de fabricación de fármacos; son cientos de industrias diferentes las que requieren de mecanismos de control como las válvulas de alta presión, y conforme avanza la tecnología aumentan las necesidades de la industria, tales como la capacidad de producción de las plantas, el tamaño y costo de la maquinaria, etc.

Al elegir una válvula se debe tomar en cuenta la capacidad de presión, temperatura, juntas, costos de adquisición y mantenimiento y el nivel de protección que puede brindar. Además, es muy importante apegarse a las normas de calidad que las industrias deben respetar, de lo contrario se puede ser multado o sancionado al no cumplir con las normas, tanto de calidad como de seguridad.

Es muy importante evaluar la relación costo/beneficio al adquirir una válvula industrial, ya que muchas veces el costo es en función de la calidad de los materiales de fabricación, y de la protección que aportará al sistema; en MAXIPRESSTEC contamos con la mejor calidad de válvulas de alta presión, y recomendamos a los clientes a comparar precios y calidad de servicio, así como elegir a un solo fabricante para las válvulas, con el fin de estandarizar los ciclos de mantenimiento, ya que adquirir piezas más económicas y menos durables requiere de un ciclo más corto de mantenimiento y recambio de piezas.

Llámanos y conoce los servicios que le ofrecemos a tu negocio.

Publicaciones Recientes